Las sombras de Shanghai

Parecemos palomillas cerquita del foco, rondando la luz, esperando a que nos haga efecto. Nos recargamos en el marco de la ventana de un hostal viejo de Shanghai. En la mano llevamos cervezas japonesas tibias mientras escuchamos a Johnny Cash, cantándole a la desesperanza, con esa voz que arrastra las sílabas y carga la confianza de sólo da la madurez.

Miguel, un amigo mexicano de la infancia, regenera memorias que tenía en el olvido, de momentos en los que le pegamos con el pecho a la muerte, ocasiones en las que desesperamos a la paciencia. Reconstruimos el día que lo sacó casi ahogado un hippie desnudo del mar oaxaqueño. De la vez que un arbusto previno que callera a un abismo.

Un pedacito de papel se pasea por nuestras lenguas, entre las encías añejadas de saliva espesa y cigarrillo. En los compases de la música hay silencios en los que revisamos nuestra sobriedad.Read More